VER VIDEO

En EEUU, el índice PMI Markit presentó cifras de abril, inferiores al dato estimado y algo superiores al dato previo en Manufacturing con 60,6 vs 61,0 (e) vs 59,1 (p), y superiores tanto al dato estimado como al dato previo en Services con 63,1 vs 61,5 (e) vs 60,4 (p). Las ventas de viviendas nuevas de marzo estuvieron muy por encima del dato estimado y del dato previo con 1021k vs 885k (e) vs 775k (p). El dato semanal de peticiones de subsidios de desempleo fue inferior al dato estimado y al dato previo, con 547k vs 610k (e) vs 576k (p).

En Europa, los indicadores Markit preliminares de abril fueron superiores al dato estimado y al dato previo tanto en Manufacturing con 63,3 vs 62,0 (e) vs 62,5 (p), como en Services, con 53,7 vs 52,9 (e) vs 53,2 (p). En el Reino Unido, el indicador interanual del IPC de marzo fue inferior al dato estimado, pero superaba al dato previo con 0,7% vs 0,8% (e) vs 0,4% (p). Por último, el Banco Central Europeo mantuvo sus tipos de interés de referencia al 0%, los de depósito al -0,50% y la facilidad de préstamo al 0,25%. Lagarde comentaba el jueves que aunque observa ya crecimiento en los países de la zona Euro, no va a reducir el programa de compra de deuda para no arriesgarse a abortar una incipiente recuperación. Parece que esa es una discusión que se volverá a ver en la reunión de junio, no antes.

Finalmente llegó una semana de consolidación de niveles, lo que vemos como necesario para que el mercado pueda seguir ganando altura. Las índices estaban muy sobrecomprados, los niveles de sentimiento en zonas de máximos y además en el caso del S&P americano se había situado en la parte alta de su canal alcista, lo que dificultaba el seguir subiendo al elevado ritmo marcado. El nivel de participación de valores en la subida está siendo muy elevado, lo que suele indicar que la subida es sólida y que debería tener continuidad el resto del año. Europa ha aprovechado la toma de beneficios en América y Asia para también consolidar niveles.

Por el lado de los resultados, seguimos viendo en general a las compañías batiendo las estimaciones del mercado y a pesar de que los analistas ya habían revisado al alza las estimaciones del año un +5.5% desde el comienzo de años, lo que implica el trimestre con mayores revisiones al alza desde el año 2000. En general en los cambios de ciclo los analistas suelen ir por detrás de las estimaciones por lo que pensamos seguirán revisando números al menos hasta mitad de año. Por el momento, el consenso estima un aumento de beneficios del +35% en 2021 y +15% en el año 2022 para el índice europeo Stoxx600.